Los niños se burlaban de él por sus dientes, pero le donaron 100.000 dólares para darle la mejor sonrisa

Hay niños que pueden llegar a ser muy crueles con los compañeros que se ven diferentes. Un niño de 12 años de edad llamado Evan Hill, que vive en Nueva Zelanda, era el blanco constante de las burlas de sus compañeros por tener «dientes de conejo».

Los acosadores de su escuela le pusieron el apodo de «niño conejo». La deformidad dental de Evan era tan severa, que no solo se veía raro, sino que también le causaba dificultades para hablar. Sus dientes eran tan grandes que no podía cerrar la boca completamente.

El programa de televisión nacional «Campbell Live» presentó a Evan en un episodio reciente, y provocó mucha emoción en los televidentes. La familia Hill necesitaba 12.000 dólares para corregir quirúrgicamente los dientes de Evan.

Los familiares explicaron que no podían pagar ese monto, aunque habían pensado en hipotecar su vivienda para poder pagar la operación.

Generalmente los honorarios dentales son gratuitos en Nueva Zelanda, pero algunas condiciones, sobre todo las de naturaleza cosmética, no califican para los subsidios.

Por fortuna para la familia Hill, el personal del programa Campbell Live organizó una campaña de recaudación de fondos y les pidieron a los televidentes que contribuyeran con la causa.

Los resultados de la campaña superaron con creces las expectativas, ya que las donaciones rebasaron los 100.000 dólares.

Gracias a la generosidad y compasión de la audiencia, Evan y su familia finalmente lograron que el chico viviera una vida libre de burlas y acosos. Los tratamientos para Evan se extendieron por cinco años y requirieron de muchas cirugías. Pero finalmente todo terminó. Actualmente la dentadura de Evan se ve normal.

Evan tuvo que usar ortodoncia durante un tiempo, así que el dentista tuvo que esperar antes de poder operarle los dientes directamente. Después de muchas visitas mensuales al dentista, el médico finalmente le realizó un procedimiento para ajustarle los dientes frontales en más de media pulgada.

Después de esta cirugía, Evan logró sonreír con total confianza. La familia Hill ha expresado su gratitud por la gran generosidad de las personas que contribuyeron para ayudar a su hijo

Los tratamientos solo costaron 12.000 dólares, así que el resto del dinero se destinó a un fondo que busca ayudar a otros niños que necesitan operaciones dentales con urgencia. Esta historia ha sido un catalizador importante para mejorar las vidas de muchos niños que sufren de intimidación, burlas y acoso debido a sus problemas médicos.

¿Qué crees que se debería hacer frente a los casos de acoso escolar? Déjanos tu opinión en los comentarios. Y si te conmovió esta historia, compártela con tus amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *