Ranking: los 5 mejores bateadores designados de la historia

Ya sea por su potencia y habilidad de hacer contacto, por sus instintos como bateador, porque hay más jugadores en su posición o porque no son los mejores a la defensiva, algunos jugadores han brillado más como bateadores designados que en algún otro lugar de la novena de un equipo.

En este sentido, estos peloteros han cargado con la responsabilidad de darle vida a la ofensiva de sus equipos, sacándolos de aprietos con su bateo oportuno para llevarlos a triunfos memorables.

Pero, entre estos peloteros, tan solo un puñado de estos se ha destacado y salido de la norma, pues no es fácil teneer un impacto contante y consistente como designado. Hoy, te nombraremos a los 5 mejores de todos los tiempos:

Harold Baines  No 5

A pesar de que empezó su carrera como jardinero derecho, Harold Baines disputó 1.769 de sus 2.830 partidos como bateador designado, convirtiéndose en una leyenda de los Chicago White Sox.

En 6.619 turnos al bate, Baines dejó números de .289/.356/.465 con 1.628 carreras impulsadas y 384 cuadrangulares, ganándose su estatua afuera del U.S Cellular Field.

Paul Molitor No 4

Paul Molitor fue sinónimo de durabilidad y versatilidad, pues, durante 21 temporadas, jugó en todas las posiciones del cuadro. No obstante, disputó 1.188 compromisos como bateador designado.

A lo largo de su carrera, dejó números de .306/.369/.448, mandó 234 batazos para la calle, se robó 504 bases y además, impulsó 1.307 carreras. Simplemente una máquina de embasarse.

Frank Thomas No 3

A pesar de que los mejores años de su carrera vinieron como primera base, Frank Thomas posteriormente aportó muchísimo a su equipo como designado, disputando 5.698 turnos al bate en estos menesteres.

Durante este tiempo, el 4 veces bate de plata y 2 veces MVP dejó línea de .275/.394/.505 con 269 cuadrangulares de los 521 que bateó a lo largo de su carrera.

David Ortiz  No 2

Y último, pero no menos importante, tenemos a un David Ortiz que era tan fundamental para los Boston Red Sox, que fungía como primera base a pesar de su mala defensiva para no perderlo en los compromisos interliga.

A lo largo de su carrera, el Big Papi disputó 8.640 turnos, dejando números de .286/.380/.552 con 541 jonrones y 1.768 carreras impulsadas, convirtiéndose en una leyenda del Monstruo Verde.

Edgar Martínez 1

Considerado por muchos el mejor de todos los tiempos en esta posición, Edgar Martínez se convirtió en una leyenda no solo de los Seattle Mariners, sino de todo el mundo del béisbol, por la potencia y certeza cada vez que iba al plato.

En 6.218 turnos como designado, Martínez dejó números impresionantes de .314/.428/.523 con 243 vuelacercas, llegando a 309 en total e impulsando 1.261 carreras. Una bestia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *